Vino Pruno de Finca Villacreces, un 10 en calidad / precio

El Pruno, de Finca Villacreces (Ribera del Duero), encabeza la lista de mejores vinos del mundo por calidad/precio de la revista ‘Wine Advocate’ (Robert Parker). Junto al Pruno otros dos vinos españoles entran en el ‘top ten': Solanera, de Bodegas Castaño (Yecla); y Borsao Tres Picos, de Bodegas Borsao (Borja).

The ‘Wine Advocate’ elabora cada año una lista de vinos bajo distintos parámetros con una puntuación máxima de 100. Son 30.000 vinos de todo el mundo los que el equipo de jueces examinan para ver cuál es el mejor vino del mundo, según su criterio.

Pruno, que así se llama el laureado, es un vino de la Bodega Finca Villacreces, encuadrada en el grupo vitivinícola Artevino y ubicada dentro de la Denominación de Origen Ribera del Duero. El el ganador en calidad/precio, pues el coste de cada una de sus botellas es inferior a diez euros.

Pruno 2013 se sitúa al frente de esta clasificación, tras cosechar en su última añada 93 puntos, hito que se viene repitiendo desde que lo considerara como el mejor de la historia por menos de 20 dólares hace cuatro años.

Robert Parker es el catador de vinos más importante del mundo y sus guías las más seguidas. Entre los vinos que elige a lo largo y ancho del globo destacan aquellos que califica como ‘Best Value’, es decir, los que tienen mejor relación calidad/ precio, sin superar una cantidad determinada.

Vinos 10 de Castilla León según Robert Parker’s

Existen tres vinos de Castilla León que han sido puntuados por Robert Parker’s con un valor de 100 sobre 100, y que se encuentran segun la opinión de este experto catador entre los mejores del mundo.

Numanthia Termathia, de 2004.

Pingus, de 2004 y 2012.

Vega Sicilia Unico de 1962, que viene a ser como un incunable de los vinos.

Oak Master, un tapón de corcho que maderiza sin barrica

El primer tapón del mundo, elaborado con corcho natural, que permite mejorar las cualidades del vino gracias al aporte de aromas y matices de roble tostado ya existe; creado por el empresario Samuel Soriano, el Oak Master –así es como se ha bautizado este revolucionario corcho- permite llevar a cabo un proceso de ‘maderización’ del vino joven que mejora la complejidad del vino en unos cuarenta y cinco días desde el embotellado.

Este proyecto pionero, que ha contado con la colaboración del enólogo valenciano Eduardo Garrido o del asesor de calidad en maderas nobles José Luís Agulló entre otros, permitirá que cualquier consumidor pueda adaptar el producto a sus preferencias. Existen varios tipos de tapón Oak Master, y cada cada uno elaborado con diferentes tipos de roble y diferentes grados de tueste. Gracias a esta diversidad, el consumidor podrá elegir el tapón de su vino y participar así en el proceso de elaboración, lo que supone un cambio considerable para el sector vinícola español.

Tapón orgánico vs sintético

Este nuevo tapón viene a aportar un valor añadido considerable a los clásicos tapones de vino elaborados con corcho natural, tan escasos en los últimos años debido a la aparición de los corchos sintéticos en el sector. Este corcho orgánico no sólo aporta la naturalidad que sólo puede aportar un tapón de auténtico corcho, sino que además ofrece al consumidor la posibilidad de adecuar el sabor a sus gustos de manera natural.

Los Oak Master son elaborados en la que se considera la capital del corcho en España, la localidad extremeña de San Vicente de Alcántara. En concreto los fabrica la firma familiar Cortaex, caracterizada por el control extremo que ejercen sobre la materia prima y todo el proceso de producción.

El sabor de lo artesanal

Este nuevo tapón se elabora de manera artesanal mediante hornos rotativos de convección, que consiguen un tostado homogéneo e intenso, y se ensamblan de manera individual. Bebidas espirituosas, vino, cerveza, whisky; el Oak Master se utiliza para todo tipo de bebidas alcohólicas y se presenta con dos tipos de roble y con tres intensidades de tueste diferentes: ligero, medio y extra. El Oak Master también se presenta con tres calidades diferentes de tapón: Grand, Premier y Coupage.

La verdad que parece sorprendente, entiendo que a nivel particular puede ser una opción para jugar a ser enólogo pero a nivel industrial lo veo un poco más complicado.